martes, 4 de enero de 2011

Pere(t)c, tentativa de inventario


Retrato de Georges Perec (tinta sobre papel, 21 x 30 cm, enero 2011)


Pude visitar hace unos días la exposición sobre Georges Perec que permanecerá en la coruñesa Fundación Luis Seoane hasta el 16 de enero. Llegué hasta allí una mañana, atravesando el casco viejo que tantas veces recorrí en otros tiempos durante noches sin fin . Visité la exposición en una soledad absoluta, no me crucé con nadie mientras recorría salas y pasillos.
La muestra es magnífica. Abarca muy distintos puntos de vista sobre la obra de este autor que está considerado uno de los escritores franceses más relevantes del siglo 20. Pueden verse fotografías del escritor en su infancia, adolescencia y edad adulta, obras de diferentes artistas que se inspiraron en sus textos, videos, instalaciones, carteles de películas basadas en su obra, libros, textos, algunos dibujos…
.
Viajé a Coruña con el libro de Perec titulado La vida instrucciones de uso.
Releí fragmentos del libro en el avión.
Releí fragmentos del libro durante la semana que pasé en la ciudad, antes y después de visitar la exposición, en muy diferentes lugares.
Releí fragmentos del libro en la cama, poco antes de apagar la luz.
.
Mi amigo Tonecho Otero, que trabaja con frecuencia con la Fundación Luis Seoane (y, entre otras cosas, es uno de los fundadores del Festival de Cortos Minuteros), se ocupa del área didáctica de la exposición y ha realizado un dossier titulado Instrucciones para visitar una exposición sobre Georges Perec. En su momento me pidió utilizar un retrato del escritor francés que realicé hace algún tiempo. Le dijé que por supuesto y poco después me respondió esto:
He incluido tu dibujo con el rostro borrado, lavado como las acuarelas de Bartlebooth, para que cualquiera pueda introducir su rostro. El verdadero uso será en vivo, con el ordenador. En mi archivo digital la cara es transparente, la webcam captura a los participantes y aparecen en pantalla perecquizados.
(Puede verse el dossier pinchando AQUÍ)
.
Rondaba en mi cabeza la idea de acudir a la Fundación Luis Seoane cuando visitase mi ciudad natal, pero hace cosa de un mes me entraron unas ganas locas de hacerlo cuando leí un texto de Enrique Vila-Matas titulado Georges Perec en su laberinto, escrito por el autor barcelonés tras haber visitado la exposición; texto en el que pueden leerse cosas como: Ahora, transformado en un catálogo exhaustivo de gestos -que es lo que, a fin de cuentas, podría ser esta sorprendente y brillante muestra perecquiana que acaba de inaugurase en A Coruña-, el autor de Las cosas y de La vida instrucciones de uso se encuentra ante la hipotética oportunidad tardía y extraña de pasear por parajes gallegos inesperados por los que sin duda cruza todas las noches, sin yelmo ni protección alguna, con un pequeño ciclomotor de manillar cromado, contagiando de euforia inesperada a todo el barrio viejo de la ciudad de A Coruña. Hasta un bar próximo a la Fundación Luis Seoane, donde se presenta la gran exposición dedicada a la dimensión visual de su literatura, se ha sumado a la fiesta y promete servir muy pronto crepes de Perec, y también Perec Decrep, un cocktail nuevo. El casco antiguo de A Coruña se ha vuelto único, tan impar como el señor del manillar cromado. Y hasta se ha visto reforzado en su rebeldía por la calma tensa que ha venido a sustituir a la potente tempestad de los pasados días. Como si se esperara un acontecimiento.
(Puede leerse el texto completo pinchando AQUÍ)
.
Entre los muchos fragmentos que podían leerse estampados en las paredes, uno llamó especialmente mi atención y lo apunté en mi libretita:
Para ser, esperaba que los demás me designasen, me identificasen, me reconociesen. Pero ¿por qué mediante la escritura? Durante mucho tiempo quise ser pintor, supongo que por las mismas razones, pero me convertí en escritor. ¿Porqué precisamente la escritura?
(Georges Perec, Los ñoqui del otoño, en Nací, Ed. Abada, 2006)
.
Animo desde aquí  a cualquier persona que viva o pase próximamente por Coruña, a que acuda a la exposición (No hace falta haber leído a Perec; si no lo han hecho, seguro que caerán rendidos ante su particular universo tras visitar la muestra, y entonces desearán leerlo)

Pere(t)c, Tentativa de inventario. Fundación Luis Seoane (c/San Francisco s/n)
HASTA EL 16 DE ENERO
De martes a sábado de 11 a 14h y de 17 a 20h / Domingos de 11 a 14h / Lunes cerrado


Ah, y realicé este video-inventario sobre la exposición:

7 comentarios:

venecia dijo...

gracias por compartirlo en video, que bueno, nunca será como acudir a la expo pero me queda la sensación como de soñar que fui.
saludos, Pablo!

Pablo Gallo dijo...

Qué bueno lo que dices, Venecia. Me alegro de que el video te haya causado cierta sensación de teletransportación. Un abrazo.

montse llamas-artsandcats dijo...

¡Me acabas de recordar que tenemos esta exposición pendiente! Y luego nos quejamos de la falta de propuestas en esta nuestra ciudad...

Otra cosa: soy fan de tus micrometrajes (además). Dicho está.

Bicos.

Pablo Gallo dijo...

Pues no os perdais la expo, Montse, seguro que os encanta.Me alegro de que te gusten los micros.
Y me alegró encontraros la semana pasada.
Bicos!

montse llamas-artsandcats dijo...

Yo también me alegré de encontrarte. Los dos, desde luego. Siempre nos transmites muy buenas sensaciones...

Hasta pronto. Y que salga bien el encargo ese que tenéis...

Bicos.

Elena dijo...

Pablo, (con tu permiso, que te pido ahora ;) he utilizado este magnífico dibujo de Perec para inaugurar el cambio de imagen del blog.

¿Decís bicos? Pues bicos.

Pablo Gallo dijo...

Muy bien hecho, Elena, los dibujos están para utilizarlos. Por cierto, muy chula la nueva imagen de tu blog y un placer aparecer en ella.
Sí, en Galicia se dice Bicos. Aquí, en Bilbao, parece que se dice musus.
Pues eso. Bicos y musus.