domingo, 3 de octubre de 2010

Madrid era una huelga



 
La huelga general del pasado miércoles coincidió con mi estancia en Madrid. Durante el día deambulé por la ciudad sin apenas percibir sus consecuencias. Por la tarde subí al metro y me bajé en Sol con idea de pasear por el centro. Al salir a la superficie, me extrañé al ver a muchísima gente con banderitas y policías por todas partes. No sabía yo que esa tarde había una manifestación que terminaba allí, en la Puerta del sol. Sorprendido, en mitad de la vorágine, me dediqué a pasear entre la gente y hacer algunas fotografías. Me sentí muy extraño en medio de tal muchedumbre, sin conocer a nadie. Atardecía. Fue un atardecer totalmente inesperado.

 

 

 

 

 


video

No hay comentarios: