viernes, 17 de septiembre de 2010

Algo sobre mis pinturas

Tasca (81 x 150 cm, acrílico sobre lienzo, 2007)
Pintura de la serie Demasiada calma en la ciudad



Últimamente he actualizado y reformado mi blog de pinturas. Puede verse pinchando AQUÍ. He incluido alguna serie que no aparecía anteriormente, como es el caso de Demasiada calma en la ciudad, serie de pinturas que retrata calles coruñesas desiertas. Iré incluyendo más pinturas y más series, también pinturas de hace muchos años, algunas de las que se salvaron de mi afán destructor.

Una pregunta que me hacen con frecuencia: ¿Pero no te da pena vender tus pinturas?
Siempre respondo lo mismo: no me da ninguna pena.
Una vez que doy por terminado un cuadro deseo que desaparezca de mi vista. Dejo de sentirlo como algo mío. Disfruto mucho mientras pinto, pero una vez que el proceso se acaba, no me interesa la contemplación, necesito desprenderme. Cuando tenía 15 o 18 o 20 años, sí que sentía cierto apego por mis pinturas, pero ahora, después de haber realizado cientos de cuadros, ese sentimiento ha desaparecido por completo. La verdad es que, si lo pienso fríamente, no se me ocurre ninguna pintura de la que no me desprendiese sin pestañear.


2 comentarios:

claudia dijo...

¿agosto?

Pablo Gallo dijo...

Todos los meses del año me agradan.