miércoles, 20 de julio de 2016

"Dibujar en la oscuridad" en el periódico 20minutos, por Óscar Esquivias



«Dibujar en la oscuridad» se abre con un prólogo, maravillosamente escrito, en el que el autor cuenta un accidente infantil que le hizo ser consciente de la fragilidad de la vista: durante un rato estuvo con los ojos cerrados, persuadido de que no iba a volver a ver. La posibilidad de la ceguera, su amor posterior por el arte de William Blake y ciertas experiencias con el LSD, le hicieron concebir un ritual que le permitiera convertirse en médium, romper las barreras de la racionalidad y comunicarse con los muertos. Así nació la primera de las «sesiones psicográficas», en las que Pablo Gallo dibuja a ciegas mientras el músico Iago Alvite ejerce de Virgilio y hace sonar músicas que le guían en su viaje por el país de la sombra. Algunos dibujos de estas sesiones son los que ilustran este libro: con mucha frecuencia aparecen desnudos femeninos (y a mí esto me parece muy conmovedor: parece decirnos que lo último que pierden los fantasmas es el deseo carnal). Aparte, «Dibujar en la oscuridad» contiene reflexiones y citas esotéricas y un catálogo de espiritistas.

El artículo completo aquí:


http://www.20minutos.es/opiniones/oscar-esquivias-dos-libros-muy-muy-raros-2774417/