lunes, 9 de mayo de 2016

Una entrevista sobre "Dibujar en la oscuridad"

CORUÑA DAILY NEWS (7 de mato de 2016):
IAGO FANDIÑO / La idea del límite caracteriza las obras del dibujante coruñés Pablo Gallo. A través del juego, el humor y la diversión, sus ilustraciones rompen con lo establecido.
La mezcla de diversos rostros para crear uno nuevo en Anti-facesla irreverencia a la cultura en Hiperhíbridos, la carencia de intimidad en el erotismo en El libro del voyeur o su visión sobre la vida y la muerte a través del suicidio en Manual de ruleta rusa son algunos ejemplos.
Ese límite vuelve a mostrarse en su último libro, Dibujar en la oscuridad. Sus textos e ilustraciones reflejan las fronteras del sueño y la vigilia, de la espiritualidad y la imaginación a través de la psicografía, una técnica de escritura y dibujo automático relacionada con el subconsciente, que el propio artista utiliza en sus presentaciones, gracias a su performance Sesiones Psicográficas. En ellas, ataviado con una máscara, Pablo Gallo dibuja a ciegas guiado por la música de Iago Alvite.

El inicio de Pablo Gallo, espontáneo y experimental

– ¿De dónde viene tu interés por la psicografía?– Empecé a dibujar a ciegas de manera espontánea a los veinte años, como un ejercicio experimental. Pero creo que mi interés viene de un episodio de mi infancia, en el que un columpio me golpeó y partió en dos mi ceja izquierda. Pero lo cuento mejor al principio del libro.
– ¿Con qué motivo las utilizas en tus creaciones?– Empezó como un divertimento, pero poco a poco ha ido ganando importancia en mi manera de ver el arte. El arte como una invocación, el arte como se entendía en el mundo primitivo, el artista como una especie de chamán o médium.
– ¿Qué te atrae de esta técnica?– Dibujando a ciegas uno altera su conciencia y no sabe muy bien lo que se encontrará al recobrar la visión. Es una manera de descubrir lo oculto en nuestra mente.
– ¿Qué sientes al pintar a ciegas?– Entro en una especie de trance, en el que habitualmente siento que desaparezco.
– En las sesiones hay también una presencia musical. ¿En qué consiste su papel?– De esa parte tan importante se encarga Iago Alvite, que lleva más de veinte años tocando en muy diferentes grupos de la escena gallega como Los Eskizos o Machetazo. Hace lo que llamamos música espectral. Toca en directo diferentes instrumentos y cachivaches para tratar de crear una atmósfera sonora que potencie el ritual y me guíe en la oscuridad.
– ¿A qué se debe ese interés por el mundo onírico?– El mundo onírico es muy atractivo simbólicamente hablando, pero prefiero el mundo de la duermevela, ese espacio maravilloso entre la vigilia y el sueño.
– ¿Por qué?– Porque uno se encuentra suspendido entre la realidad y el mundo onírico, y en las fronteras siempre suceden cosas más interesantes.

“El artista debe vivir en muchos mundos, viajar mentalmente, no quedarse quieto nunca”

– ¿Es entonces el arte la puerta al mundo espiritual?– Quizá debería ser algo así, pero se ha ido perdiendo ese concepto y hoy gran parte del arte contemporáneo es un simple producto.
– ¿El artista vive en uno o en varios mundos?– El artista debe vivir en muchos mundos, viajar mentalmente a muy diferentes universos, no quedarse quieto nunca.
– ¿Dónde termina lo real y comienza lo imaginario?– Quizá cada uno deba establecer sus propios límites o ponerse sus propias barreras. A mí me gusta mezclar esos mundos.
– ¿Qué poder puede llegar a tener nuestra mente?– Son muchos los grandes científicos que afirman que nuestro cerebro tiene muchas más posibilidades y energía de lo que creemos, dicen que posee facultades inimaginables. Pero al mismo tiempo, cada vez somos más dependientes de la tecnología; en vez de potenciar esas posibilidades, parece que las estamos durmiendo.
– Para terminar, ¿cuáles serán tus próximos proyectos?– Dentro de un mes verá la luz un nuevo libro, con ilustraciones mías y textos del poeta vasco Beñat Arginzoniz, que lleva por título El libro de los espantos (Ediciones El Gallo de Oro). Y en octubre se publicará el Libro de las Invocaciones. Antología de citas y espíritus. Es un libro muy especial. He pedido a 130 escritores de España y Latinoamérica que seleccionen una cita de un escritor muerto, después yo he ilustrado esas 130 citas. El libro será publicado por la editorial Reino de Cordelia.