miércoles, 5 de noviembre de 2014

Para invocar a un espíritu dibujando a ciegas


Para invocar a un espíritu dibujando a ciegas, considero imprescindible retratar  antes -con los ojos bien abiertos- el rostro que ese espíritu portaba en vida. Cartografiar sus facciones. Seguir el mapa de sus gestos hasta llegar a la oscuridad de sus pupilas y verme reflejado en ellas. Explorar su atlas interno.