miércoles, 3 de julio de 2013

APARICIONES (Exposición en Santander)


Cuando empecé a hacer los retratos para el libro Tiempo muerto, pensé en la pintura escurriéndose, los rostros desapareciendo, diluyéndose en el papel como una metáfora del paso del tiempo o de la muerte. Pero enseguida me di cuenta de que se trataba de todo lo contrario. Son apariciones, fantasmas que surgen del papel tras ser invocados por José Fernández de la Sota a través de sus textos. A partir de entonces, me tomé la realización de cada retrato como una pequeña sesión de espiritismo. Al fin y al cabo, algo hay a menudo de posesión demoníaca cuando uno se concentra en la acción de dibujar o escribir y dedica su vida a ello.