miércoles, 27 de octubre de 2010

Álex Nortub entrevista a Enrique Vila-Matas

Retrato de Enrique Vila-Matas
(acrílico sobre papel, 30 x 21 cm, 2010)


Alex Nortub, escritor que colabora en El Libro del voyeur, ha entrevistado recientemente a Enrique Vila-Matas. Ahora puede leerse esa entrevista en su blog: http://hoteljuntoalavia.blogspot.com/. Hace unos días, Alex me preguntaba en un email si podía utilizar un retrato que yo hice de Vila-Matas hace algún tiempo. Respondí enseguida que sí sabiendo que ese retrato acompañaría a esa entrevista. La entrevista se centra en la relación de Vila-Matas con las artes plásticas. No se la pierdan, merece mucho la pena. Pueden leerla pinchando AQUÍ.


lunes, 25 de octubre de 2010

funeral

Alrededor de Tom Waits
(acrílico sobre lienzo, 40 cm de diámetro, 2005)


Esta tarde acudiré a un funeral. Es el segundo funeral al que voy este año 2010. El hombre fallecido en el anterior funeral, era hermano del hombre difunto esta vez. La muerte de los dos fue a consecuencia del cáncer, una de esas plagas terribles que azotan el mundo en nuestros días. Está por todas partes. Durante el año 2009 recuerdo haber acudido a tres funerales. Aquellas tres muertes fueron también a consecuencia del cáncer. Para no pensar mucho en todo esto, no se me ocurre nada mejor que ponerme a pintar.


miércoles, 20 de octubre de 2010

mirando atrás/serie objetual

mirando atrás/serie objetual 2007
(Los anteojos de mi bisabuelo sobre un antiguo informe de la patata en Sudamérica, 15 x 20 cm)

martes, 19 de octubre de 2010

recuerdo encontrado/serie objetual


recuerdo encontrado/serie objetual 2007
(Pinza de madera, estrella de Sheriff y ciervo volador sobre quiniela del año 1983, 15 x 20 cm)


sábado, 16 de octubre de 2010

Una mañana en los Países Bajos

El geógrafo de Vermeer


Esta mañana visitamos el Guggenheim.
Sin saberlo, entrada gratuita por el 13º aniversario del museo. Demasiada gente, pero una exposición extraordinaria: La edad de oro de la pintura holandesa y flamenca, de la colección del Städel Museum de Frankfurt. Cuadros de algunos de los pintores del barroco que prefiero, como Jan Vermeer, Rembrandt o Frans Hals.
De Vermeer el cuadro titulado El geógrafo (1668). Una delicia verlo en directo. ¡Qué luz! ¡Qué colores! ¡Qué atmósfera tan lograda en un lienzo tan pequeño! El cuadro mide 53 x 46´6 cm. Lo han colocado solo en una pequeña sala. Se lo merece.
De Rembrandt cuatro o cinco cuadros. Llamó mi atención uno titulado David tocando el arpa para Saul (62 x 50 cm, 1630). Creo que nunca lo había visto antes, tampoco en fotografía. El rostro de Saul recuerda mucho al rostro de Rembrandt. El pintor solía hacer de modelo para sus propios cuadros. Le imaginé posando para si mismo con turbante y mirada escorada.
Los paisajes, en general, me han aburrido. Algún cielo llamó mi atención. Alguna nube perdida. Poco más. He disfrutado sobre todo con las naturalezas muertas y algunos retratos y algunas miradas, me han parecido sin duda lo mejor de la exposición.


David tocando el arpa para Saul de Rembrandt

viernes, 15 de octubre de 2010

cierta identidad

cerebrumosso
(perteneciente a la serie Dibujos para un diccionario apátrida)

 
En varias ocasiones me han preguntado si Pablo Gallo es un nombre real o, por el contrario, un nombre inventado; si es el nombre que aparece en mi Documento Nacional de Identidad o un seudónimo artístico que me he saqué de la manga.
Cada vez que me lo preguntan, respondo algo distinto.


 

miércoles, 13 de octubre de 2010

El fantasma de Georges Perec me pisa los talones



Días atrás, en el pueblo, tras releer varios fragmentos del libro Especies de espacios, hice un retrato de su autor, Georges Perec. Es algo que hago a menudo, retratar a los escritores recién leídos, como si fuese una especie de diario de lecturas, un catálogo que poder ojear cuando hayan pasado los años y sorprenderme con lo que pueda encontrar. Suelo anotar también una frase del libro leído en la parte inferior del dibujo. Es una manía como otra cualquiera.
Al regresar a Bilbao compré El País. Me encontré allí con un artículo de Enrique Vila-Matas en el que comienza recordando algo que escribió Perec en Especies de espacios (AQUÍ). Después, en Internet, me enteré de que la coruñesa Fundación Luis Seoane acogerá, a partir del 22 de octubre, una exposición sobre Georges Perec y su relación con las artes visuales, a través de la obra de artistas que encontraron en los libros de Perec su fuente de inspiración o con los que el propio autor colaboró. Podrán verse además documentos, escritos, fotografías y material diverso de los fondos custodiados en la Bibliothéque de l´Arsenal de París por la Association Georges Perec. La exposición dura hasta el 16 de enero, así que la visitaré con gusto cuando vaya a La Coruña las próximas navidades.
Creo que estos últimos días el fantasma de Georges Perec me ha estado persiguiendo. Creo que quiere decirme algo. Espero que sea algo bueno. A ver si lo averiguo.



viernes, 8 de octubre de 2010

pueblo


Estaré en el pueblo unos 5 días.
Desconexión.
Encuentro familiar.
Paseos en bicicleta
(pocos porque vaticinan días pasados por agua).
Cena con los amigos.
Mirar las astillas consumiéndose en la chimenea.
Releer.
Ver alguna película.
Escuchar viejas cintas de cassette.
Realizar un micrometraje.
Dibujar.
Esas cosas que hace uno para pasar el tiempo
(aunque siempre hay alguna que se queda en el tintero).




miércoles, 6 de octubre de 2010

Exposición voyeur en Sinsentido (Madrid) hasta el 16 de octubre

Henry Miller con El libro del voyeur


La espoxición de los dibujos originales de El libro del voyeur en el Espacio Sinsentido podrá visitarse hasta el sábado 16 de octubre. Después estarán allí en depósito, así que si alguien quiere ver los dibujos tras esa fecha, puede pasarse también por Sinsentido (c/ Válgame Dios 6, metro Chueca, Madrid).


martes, 5 de octubre de 2010

estandarte


No hace mucho, Emilio Ruiz Mateo, director de la web literaria Estandarte, se puso en contacto  conmigo pidiéndome utilizar una de mis pinturas en su página. Puede verse ahora en la sección Qué es estandarte: AQUÍ. Y según dicen en esa sección: Estandarte.com es un lugar creado para los que sienten pasión por leer y por escribir. Fundado por Jorge Segado en los primeros años de la era de Internet, en 1997, Estandarte.com se ha convertido en portal de referencia para autores y lectores del mapa mundial del español, que encuentran en él todas las convocatorias de premios literarios, noticias de actualidad, recursos para escritores, sorteos de libros y mucho más.
En 2010 Estandarte.com renueva radicalmente su imagen y apuesta fuerte por la información literaria, convirtiéndose en el mejor recurso para estar al día de la actualidad literaria en español, además de, por supuesto, los premios literarios y todo lo que pueda interesar a lectores y escritores: críticas, enlaces, información sobre el libro electrónico, etc.

domingo, 3 de octubre de 2010

Madrid era una huelga



 
La huelga general del pasado miércoles coincidió con mi estancia en Madrid. Durante el día deambulé por la ciudad sin apenas percibir sus consecuencias. Por la tarde subí al metro y me bajé en Sol con idea de pasear por el centro. Al salir a la superficie, me extrañé al ver a muchísima gente con banderitas y policías por todas partes. No sabía yo que esa tarde había una manifestación que terminaba allí, en la Puerta del sol. Sorprendido, en mitad de la vorágine, me dediqué a pasear entre la gente y hacer algunas fotografías. Me sentí muy extraño en medio de tal muchedumbre, sin conocer a nadie. Atardecía. Fue un atardecer totalmente inesperado.

 

 

 

 

 


video

sábado, 2 de octubre de 2010

Un voyeur en Madrid

Exposición de los dibujos originales de El libro del voyeur
Espacio Sinsentido (c/ Válgame Dios 6, metro Chueca, Madrid)

He pasado cuatro días en Madrid. Durante ese tiempo, todo lo que veía me recordaba que había ido a allí para presentar y exponer los dibujos de El libro del voyeur. Caminaba en soledad por la ciudad observando con asombro las señales que alguien parecía haber ido dejando para mi: una urna con una cerradura estampada y un ojo en ella que me observaba, un libro con una portada muy semejante a la del voyeur, una mujer haciendo fotografías a desconocidos, un extraño collage con ropa interior femenina en un escaparate, una mujer al fondo de un curioso portal, una serie de cabezas que no me quitaban ojo en una tienda de pelucas… no seguiré enumerando señales porque sería interminable, pero estaban allí, recordándome en todo momento la razón por la que había ido a Madrid. Pero no le di demasiada importancia al hecho de que la ciudad no dejase de observarme.