jueves, 22 de julio de 2010

Abandono


Cuando la liebre abandona su madriguera lo hace siempre con las maletas repletas de libros
(acrílico sobre papel, 30 x 21 cm, julio 2010)


Abandono Bilbao hasta septiembre, y abandono también este blog, y abandono la red; me apetece abandonar muchas cosas durante una buena temporada. Estaré en un pueblecito perdido, dibujando, leyendo, realizando micrometrajes, viviendo en un bucle, en esa vieja cocina que se ha convertido en mi estudio preferido. También cabalgaré cada día sobre mi bicicleta por senderos que no llevan a ninguna parte; eso me sienta bien.
Lo abandono todo mientras escucho a Nick Cave y pienso en lo mucho que me gusta hoy el verbo abandonar, y entonces abro el diccionario y leo sus diferentes acepciones:
  1. Dejar, desamparar / 2. Desistir, renunciar / 3. Dejar un lugar / 4. Dejarse dominar por afectos, pasiones o vicios / 5. Descuidar los intereses, las obligaciones, el aseo personal o la compostura.
Creo que son las definiciones 3 y 4 las que más identifico con mi próximo abandono.
Dejar un lugar. Sí.
Dejarse llevar por afectos, pasiones o vicios. También.
Y para quedarme más tranquilo con mi abandono, enumero los proyectos editoriales en los que ando enfrascado tras publicar El libro del voyeur; parece que alguno de estos proyectos verá la luz después del verano, otros durante el año 2011, otros aún no se sabe cuando, tal vez nunca:

  1. Hiperhíbridos
  2. Parfilias
  3. Caja de artista
  4. Sustos (B.A.)
  5. Vitalie Rimbaud
  6. Casa de muñecas (L.S.)
  7. Dentro (S.R.)
  8. Pájaros en la cabeza
  9. Novela Ilustrada (C.A.)

Me dispongo a abandonar de momento este blog. Lo imagino de pronto convertido en un blog desamparado, huérfano, abandonado a su suerte. Y no me importa ni lo más mínimo.




lunes, 19 de julio de 2010

El libro del voyeur en el periódico ecuatoriano La Hora



Xavier Oquendo (Ambato, Ecuador, 1972) ha escrito un artículo sobre El libro del voyeur en el periódico ecuatoriano La Hora:

Lunes 19 de julio de 2010
Por Xavier Oquendo Troncoso

Pablo Gallo es un pintor y cineasta español, nacido en 1975 que fue concibiendo uno de los libros más inteligentes e interesantes de los últimos años en España e Hispanoamérica. Primero concibió una hermosa serie de dibujos eróticos circulares, los mismos que dan la impresión al que mira, de que son vistos a través de una cerradura. No solo es el dibujo, sino la cercanía al mundo del ojo del voyerista. Y que mejor combinación que este ojo del artista esté combinado con otro ojo: el del escritor.

Pablo Gallo trabajó sus dibujos, todos en blanco y negro, después desplegó una búsqueda por España y Latinoamérica a través del internet y encontró a muchos de los más talentosos escritores actuales de nuestra lengua, a los cuales sedujo con un delicioso pedido al que era imposible negarse: escribir un texto literario corto en base a sus dibujos. El escritor podía escoger entre tres o cuatro dibujos que el estupendo pintor proponía y entonces se iba armando el rompecabezas de este libro que ya está en las librerías de España causando un verdadero revuelo.

El libro ha sido editado por Ediciones del viento. La presentación oficial del libro fue en la Feria del Libro de Madrid, pero hasta la actualidad el libro está dando las vueltas por todas las principales ciudades de España en donde el libro ha sido expuesto como protagonista de la más importante literatura de jóvenes escritores en nuestro idioma.

69 dibujos y textos conforman el libro: entre ellos Claudia Apablaza (Chile), Andrés Neuman (Argentina), John Jairo Junieles (Colombia), Patricia de Souza (Perú), Alan Mills (Guatemala). De nuestro país están Leonardo Valencia y quien suscribe la presente nota. El libro sirve como una antología urgente de la nueva literatura en prosa y verso de la lengua castellana. En el libro se puede encontrar textos eróticos de una sugerencia estimable, hasta prosas cercanas a la pornografía y a la gráfica del dibujo y las palabras. La consigna del libro es, entonces, encontrar en la sugerencia la elasticidad de su deseo. En lo evidente no está la imaginación.



Enlace al periódico AQUÍ

viernes, 16 de julio de 2010

Arthur Rimbaud, Cartas Abisinias

Retrato de Arthur Rimbaud
(acrílico sobre papel, 30 x 21 cm)



Fragmento de CARTAS ABISINIAS, Arthur Rimbaud (Ediciones del Viento, 2010):

RIMBAUD A LOS SUYOSMaceran, Viannay y Bardey

Harar, 6 de mayo de 1883
Mis queridos amigos,
El 30 de abril, recibí en Harar su carta del 26 de marzo. Dicen haberme enviado dos cajas de libros. He recibido en Adén solamente la caja en la que Dubar decía haber ahorrado 25 francos. Probablemente la otra haya llegado a Adén con el grafómetro. Ya que antes de marcharme de Adén envié otro cheque de 100 francos con otra lista de libros, y han tenido que cobrar ya ese cheque y probablemente haber comprado los libros. En fin, ahora no estoy al corriente de las fechas. Próximamente les enviaré otro cheque de 200 francos, porque tendré que pedir los negativos de cristal para la fotografía. Este encargo ha estado bien hecho; y si quiero ganaré enseguida los 2.000 francos que me costó. Aquí todo el mundo quiere fotografiarse, incluso te ofrecen una guinea por cada fotografía. No estoy todavía bien instalado, ni al corriente, pero lo estaré enseguida y les enviaré cosas insólitas.
Les incluyo dos fotografías de mí mismo hechas por mí mismo. Aquí siempre estoy mejor que en Adén. Hay menos trabajo y más aire, vegetación, etc. He renovado mi contrato por tres años pero creo que el establecimiento cerrará pronto y los beneficios no cubrirían los gastos. En fin, hay el acuerdo de que el día que me echen me darán tres meses de indemnización. A final de año, hará tres años completos que trabajo en esta sociedad.
Isabelle se equivocaría de no casarse si se presenta alguien serio e instruido, alguien con un porvenir. La vida es así y la soledad es una mala cosa. Por mi parte, siento no haberme casado y tener una familia. Pero ahora estoy condenado a errar, atado a una empresa lejana, y día a día pierdo el recuerdo del clima y la manera de vivir e incluso la lengua de Europa. ¿Para qué sirven estas idas y venidas, estas fatigas y estas aventuras en lugares de razas extrañas, y estas lenguas que llenan la memoria, y estas penas sin nombre, si un día, después de algunos años, no puedo descansar en un lugar que me guste más o menos, y encontrar una familia, y tener por lo menos un hijo para pasar el resto de mi vida educándole según mis ideas, dotándole de la más completa instrucción que se puede dar en nuestra época, y verle convertido en un ingeniero de renombre, un hombre rico y poderoso para la ciencia? Pero ¿quién sabe cuánto puede durar mi estancia en estas montañas? Puedo desaparecer en medio de estas tribus sin que nadie tenga noticia.
Me habla usted de nuevas políticas ¡si supiera lo poco que me importa! Hace más de dos años que no he visto un periódico. Todos esos debates me resultan ahora incomprensibles. Como los musulmanes, sé que lo que pasa, pasa, y eso es todo.
Lo único que me interesa, son las noticias de casa y soy feliz con el cuadro de vuestro trabajo pastoral. Es una pena que allí el invierno sea tan frío y lúgubre. Pero ahora están en primavera y su clima en esta época se corresponde con el clima que tengo en este momento en Harar.
Estas fotografías me representan, una, de pie en una terraza de la casa, otra, de pie en el jardín de un café. En la tercera, con los brazos cruzados en un jardín de plátanos. Se han decolorado a causa de la mala calidad del agua que tengo para lavarlas. Pero en lo sucesivo voy a mejorar mi trabajo. Esto es únicamente para que se acuerden de mi aspecto, y darles una idea del paisaje de aquí.
Adiós,
RIMBAUD.
Maceran, Viannay, Bardey, Adén.



martes, 6 de julio de 2010

Transcripción de algunas conversaciones espectrales


TRANSCRIPCIÓN DE ALGUNAS CONVERSACIONES ESPECTRALES
(Dibujos hechos con los ojos cerrados durante la noche del lunes 5 de julio al martes 6 de julio del año 2010 mientras permanecía tumbado en un sofá y empleando tinta sobre folios comprados en una papelería de la calle Santa Lucía de Bilbao)

-

dibujar con los ojos cerrados



He vuelto a dibujar con los ojos cerrados, tanteando el papel. Hacía mucho tiempo que no dibujaba así. Recuerdo una época en la que me acostumbré a hacerlo. Todos los días hacía unos cuantos dibujos con los ojos cerrados, reconociendo la oscuridad, como si de una especie de entrenamiento ninja se tratase. En realidad temía quedarme ciego, quería saber si podría seguir dibujando sin ver. Y descubrí que es muy divertido, dibujar con los ojos cerrados, cuando uno los abre siempre se sorprende de las imágenes que encuentra. Tengo muchas cosas que hacer y paso el tiempo dibujando con los ojos cerrados, haciendo dibujos sin finalidad alguna, por el mero placer de dibujar. Menos mal. Es como visitar al oráculo. Las imágenes que surgen dibujando así, parecen emerger de un sueño y brindar respuestas. Me gustan sus líneas inconexas, la manera en que se conectan y desconectan a cada trazo. Bueno, emerger de un sueño no, vaya una tontería, diré mejor que parecen emerger de la duermevela, de ese extraño espacio entre la vigilia y el ensueño. Brotan del límite. Son como aviones que aterrizasen de noche en mitad de ninguna parte, al otro lado del océano-realidad. Me dejo llevar. Apenas soy consciente de lo que hago. Mi corazón dirige mis manos. Cuando abro mis ojos veo que he llegado a mi destino. Eso es todo. Que ya es mucho.


Cierra los ojos.
Escucha en la oscuridad
como resuenan las cajas de música.
Inténtalas parar.
(Noches Árticas, Nacho Vegas)


lunes, 5 de julio de 2010

Entrevista en Radio Carcoma

Hoy, lunes, entrevista sobre El libro del voyeur en la madrileña Radio Carcoma, en el programa ¿Quieres hacer el favor de leer esto, por favor?, entre las 9 y las 10 de la noche.
Para escuchar el programa en directo: http://www.radiocarcoma.com/index.htm
Para ver el blog del programa: http://quiereshacerelfavor.wordpress.com/

viernes, 2 de julio de 2010

Entrevista en Radio3


Ya puede escucharse la entrevista que me hicieron en el programa Carne Cruda de Radio3 (RNE) sobre El libro del voyeur. Participaron también autores como Estíbaliz Espinosa, Sofía Castañón, José Ángel Barrueco o Marcelo Luján.
Puede escucharse el programa integramente pinchando "AQUÍ".